jueves, 9 de noviembre de 2017

Eligiendo el Amor....



Ahora voy viendo mejor quién eres,
y ya no me mueves tanto, pero sí lo suficiente
como para elegirte y continuar un camino común
en alguna dirección ( o no, y en ese caso elijo irme)”
Joan Garriga

Muchas personas me siguen haciendo preguntas, sobretodo jóvenes que están iniciando el caminar en pareja, o con el deseo de construir una familia, al preguntarme ¿cómo le he hecho para seguir caminando junto a mi pareja durante tantos años? ¿cómo hemos solucionado, adioses, despedidas, comunicación, egoísmo y el famoso nido vacío?...

Cuando pasa el enamoramiento, ese de: me encanta cómo eres, (eso maravilloso que muestras) o bien cuando siento que en el otro veo mis anhelos, mis expectativas, el deseo de que algo sea cubierto, o que me complemente aquello que en mi pasado afectivo no se completó.... llega el momento de decidir, desde la libertad seguimos o no.

Es complicado, aun más no teniendo la consciencia, de que optamos por ir más allá de sólo, la etapa en que nos sentimos en el paraíso. El brincar esa etapa lleva implícita en la elección, la aceptación: Te tomo de esta manera, con tu historia, tu árbol familiar, tu pasado, tus orígenes, tus vínculos anteriores, etcétera..... Y asumo lo que eso significa y con alegría acepto también el costo que traiga el seguir en éste vínculo profundo en el Alma contigo.... te quiero así, pues este amor es suficiente para mi, al elegirte para hacer un camino en común, lo hago con todas las consecuencias, con todas las bendiciones y los riesgos que conlleva.

Muchas veces, me encuentro con mujeres y hombres hermosos jóvenes, inteligentes, completos.... que no saben que sigue después de haber terminado una mala relación, sintiéndose perdidos, confundidos, no valorados... y con el impulso de regresar a esa relación, que saben y lo expresan no es lo que soñaron, es más en ciertos momentos puede parecer una pesadilla.

Y vienen esas palabras que estoy escuchando muy seguido “no puedo vivir sin él... aunque”, “ ¿qué tengo de malo?, acepto que tenga otras experiencias por ahí, pero la extraño”.... y así... me veo entre preguntas de vida, y volteo a ver mi propia construcción del camino en pareja, y me veo allá a esa edad, sintiendo el mismo miedo a “la soledad” a el rechazo....

Y por supuesto, miro la evolución hacia la conciencia, de que lo que me hace falta, lo que necesito, sólo yo soy responsable de procurármelo, y de solucionarlo. En este tiempo, en que contamos con más recursos, ya no es un tabú, buscar ayuda, hay un sinfín de herramientas, y mucha oferta, para recibir ese entrenamiento, que hará que llegue a verme cómo un ser completo, amar desde la libertad de querer seguir mi camino solo o acompañada....

Ahora sólo desde la experiencia les puedo compartir, que en nuestra vida en pareja, llegó el momento como creo en toda pareja llega;  de recapitular, y decidir desde lo sano: si el amor que existe; era suficiente.

No es cuestión de suerte, alguien me comentaba, -Bueno ya veremos lo que la vida nos depara... -y le contesté: si, ya veremos que deciden los dos construir día a día.... ¿cuál fue su respuesta?
-Sentí un balde de agua fría con tu respuesta... pero lo pensé y si, es nuestra responsabilidad el resultado.

Muchas veces, la motivación equivocada nos lleva a una relación completamente insana. Pero aún así nunca es tarde, siempre cuando dos voluntades dicen si, pueden encontrarse los recursos. Mi pregunta muchas veces al ser cuestionada por la certeza, de que ésta es la pareja definitiva yo digo “cada día es un bolado al aire.... cada día se construye, teniendo 1 año o 30;  todos los días se construye.... “


Y mi siguiente pregunta es: ¿Cuánto te amas a ti mismo, cómo te relacionas contigo?... la mayoría de veces estamos buscando afuera, lo que dentro nuestro podemos encontrar. ¿Cómo puedes amar, y reconocer ese amor, si no te amas suficiente?

Toda pareja, sumando voluntad, comunicación y anhelos,  pueden lograr su forma de hacer  las cosas, diferente de la manera de la familia de cada uno,  creando una realidad propia. Soltando lealtades y ataduras anteriores, abriéndose a un movimiento propio y creativo en su pareja.

Y como escribe Garriga en el libro "El buen amor en La Pareja".....

Algunas parejas son visitadas por una fuerza superior: El Amor con Entrega, el Amor trascendente... porque es el más generoso posible, porque en él se ama la vida y los hechos tal como son.
“Te sigo amando a ti y a lo que a ti te dirige, con independencia a dónde te lleve tu propio camino, e independientemente a donde me lleve mi camino”
Es un amor que está en sintonía con el movimiento de la vida.

Algunas personas se pasan la vida enamorándose y desenamorándose, personas que exploran relaciones y no eligen ninguna... si te encuentras con estás;  corre lo más lejos, pues estas personas no logran el compromiso profundo y real necesario para una relación perdurable y sana... y puede ser que termines siendo culpado y castigado por ello...

Hoy con nuestro café te comparto de éste mismo libro esta reflexión hermosa: existen personas que son capaces de alcanzar las cumbres del amor generoso a través de una entrega, y completo,  mayor a la fuerza misteriosa de la pasión y enamoramiento, existen personas que te amarán con tu lado luminoso y aquel que conservas en la sombra.... personas responsables que se relacionan desde la completitud.... ahí están esperando por ti, cuando tu seas completo, amoroso contigo mismo, cuando valides en ti, todo aquello que quieres sea visto y validado por los demás, ahí están esperando por la oportunidad de conocerte y amarte...

Sana, amate, valídate... sobretodo conoce esa parte de ti, que tu mismo no conoces... para que decidas si quieres estar en una relación sana, o no.... y está bien.... sólo decide desde la consciencia y desde tu libertad...

M. Patricia Garza Alejo
Terapeuta/Counselor/Coach