domingo, 26 de noviembre de 2017

El género... ¿fuerte?


Veo más que nunca la violencia en contra las mujeres... Y la pregunta desde mi corazón es  Cómo es que la ignorancia nos hace ir en contra de nosotros mismos. ¿porqué hablo de la ignorancia? Porque pareciera que cuando separamos por género, lo hacemos pensando que uno u otro es débil o victimario, pereciera  existe la creencia que somos opuestos.

Cuando realmente somos complementarios, y que el SER HUMANO se conforma de femenino y masculino, de creatividad  y estructura,  Yin/Yang;  de la complementariedad y no de los opuestos; que tanto nos encantan en Occidente, perdiéndonos de lo que el Oriente nos propone...  ser complementarios y no opuestos.

En el Tao:   todo lo existente incluido el Ser Humano, somos un todo en equilibrio ...





Cuando miro en las noticias, la violencia que existe en contra de las mujeres, violaciones en grupo, de niñas, mutilaciones, la fuerza BRUTA al servicio de la cobardía... me pregunto si estos SERES nacieron de la nada. Pues al golpear o violentar a una mujer lo hacen contra todas las madres del mundo. Pareciera que surgen del lodo, y no del amor dentro del vientre de una MADRE....MUJER.

Mi comprensión no alcanza para procesar cómo en un ataque contra una mujer, no vean el dolor, el miedo pero sobretodo el rostro de una madre, una hermana, una hija.

Y tal pareciera que estos SERES olvidan que los habita también un lado creativo, femenino, creando Karma en el dolor; al ser autores de tanto dolor. Y lo peor, cuando hombres votados por nosotros, dan espacio a esos hombres para salir impunes, y hablo de hombres y mujeres que resguardan la Ley y la “utilizan” para que no haya un castigo o una consecuencia de actos tan terribles. Mandando un mensaje cruel.... “puedes hacer lo que se te antoje, no hay consecuencias”

He escuchado la misma pregunta constante...  ¿Y yo.... que puedo hacer? Muy simple, seguramente en tu entorno hay jóvenes y niños,  es una tristeza que eduquemos en el machismo. cuando ponemos a nuestras hijas a “atender” a los hombres en casa. Cuando decimos que los niños no tienen control sobre sus impulsos sexuales, y vemos “bien” que tengan relaciones con quien puedan, y las niñas NO porque son “niñas”... cuando pones a lavar trastos, a recoger la mesa, a barrer o trapear o lavar ropa porque eso “corresponde” a las niñas. Eso es educar en el machismo y no en la igualdad. Todos podemos hacer todo, tender camas, salir a trabajar, ser proveedores, llorar, amar, ser compasivos... no es una cuestión de género sino una cuestión del SER....

Cuando te enoje tanto las injusticias y la impunidad ante la violencia de género.... voltea y mira como tratas a tus hijos, alumnos, sobrinas, nietas. Cuando dices “eso no lo estudian las mujeres, o eso es un trabajo de hombres, las niñas son sensibles, los hombres no lloran”... realmente ¿que estás legando? 

Hoy tomando un café, con mucho dolor en mi corazón por mirar cómo están en peligro, mi hija, mi hija política, mis sobrinas, mis amigas:  tanta mujer hermosa, que están completamente desprotegidas; y en peligro de extinción la creatividad, la nutrición, la cosecha, la femineidad, esa que nos habita a hombres y mujeres...

¿Y tú que harás al respecto, cómo podrás moverte en tu espacio, para contribuir a cuidar y proteger a nuestras hermosas mujeres, madres, hijas, tías, amigas?...


M. Patricia Garza Alejo

Mujer/Terapeuta/Consejera/Coach