Tomando un Café Navideño con John Kent




(Photo by Bridgit Dengel)


¿Alguna vez te hablaste a ti mismo?

¿Alguna vez te has escuchado decir algo así como?:


"Una parte de mí realmente se siente incómodo cuando estoy 

cerca de ciertas personas

-Otra parte de mí no quiere decir nada que los moleste.

Y otra parte de mí piensa ¡soy estúpido por dejar que me afecte!"

- John Kent                


En espera de las Fiestas que se acercan y en el significado no religioso de las mismas, las cosas que pasan, para alguien como yo que así como ve focos prendidos, donde no los hay, así mismo veo "señales" "coincidencias", y les aviso a los que apagan ese foco,( que veo aunque no lo haya) o a escépticos, es momento que dejen esta lectura, (dice mi voz práctica)


Hoy en mi grupo de estudio, salió el tema de Voices Dialogue, Inner Voices o Equipo interno simplemente esas voces que nos habitan, esas partes o sub-personalidades que conforman nuestra Yo. 

Y justo después del término de la reunión, me ha llegado un correo de John Kent, mi  Mentor en este mi viaje en la práctica de esta herramienta tan rica, en procesos de acompañar a otros, el cuál leí tomando mi café, disfrutando cada palabra de su reflexión, y que por ningún motivo quiero dejarla sólo en mi corazón.


John desde su generosidad y en la riqueza de su hacer, unido a su sabiduría, me hizo adentrarme y sentarme al piso, permitiendo a mi adulta,  leerle a  esa mi pequeña niña,  a manera de cuento, la sabiduría que hoy podemos gozar gracias a la tecnología, y que anteriormente nuestros ancestros contaban a sus oyentes pasando de boca en boca alrededor de una fogata que simbolizaba, tanto el fuego de la chispa divina, como;  pasar la antorcha del conocimiento a las siguientes generaciones.  


Él, haciendo referencia a una frase maravillosa que aquí les comparto, paso a  leerles a sus niños interiores (vulnerabilidad) su extraordinaria reflexión; 



“I wish it need not have happened in my time,” -said Frodo. “So do I,” -said Gandalf- “and so do all who live to see such times. But that is not for them to decide.  All we have to decide is what to do with the time that is given us.”


J.R.R. Tolkein, The Fellowship of the Ring



El don de Ser Vulnerable *

(título original: El significado de la Navidad)


Me crié en la Iglesia de Inglaterra. Mi padre era el organista y director del coro de nuestra iglesia parroquial y mi madre participaba activamente en varios clubes eclesiásticos. Iba a la escuela dominical todas las semanas y desde los siete años estaba en el coro, lo que significaba asistir a dos servicios todos los domingos y cantar en las bodas los sábados (¡he visto a más novias caminar por el pasillo de las que puedo recordar!)


Me enseñaron la historia de Jesús y celebré los dos eventos más importantes del calendario cristiano, Navidad y Pascua, todos los años hasta los dieciséis años. Fue entonces cuando mis padres me permitieron decidir si quería quedarme en la iglesia o no. Me fui y no he vuelto. Sin embargo, muchos años después, habiéndome familiarizado con la teoría y la práctica del Diálogo de Voz y la Psicología del Yo, así como con las enseñanzas de la No-Dualidad, he adquirido una nueva perspectiva de la historia que tanto informó mis años de infancia.


Jesús vivió treinta y tres años en este planeta, pero las ocasiones que celebramos sobre todo son su nacimiento y su muerte. ¿Qué es lo que vincula estos dos acontecimientos trascendentales?

Nació en un establo. No había ningún hospital con médicos y enfermeras presentes; ninguna cama limpia con sábanas blancas para que su madre se acueste; no hay agua tibia ni toallas disponibles para lavarlo y secarlo. Sus padres no estaban casados; José ni siquiera era el padre; estaban huyendo y bajo amenaza de muerte por parte de los soldados de Herodes; no había consuelo ni seguridad. Me parece que, simbólicamente, esta es la descripción más clara que uno puede tener de nacer vulnerable.


La historia del nacimiento de Jesús nos recuerda que nuestro derecho de nacimiento es la vulnerabilidad. Tome un bebé recién nacido y déjelo en paz y seguramente morirá. Dependemos de los adultos que nos rodean para que nos cuiden, mucho más tiempo que para cualquier otra especie. Necesitamos atención, aprobación y afecto para sobrevivir y prosperar. La teoría de la psicología del yo nos dice que nuestro yo primario, las partes dominantes de nuestra personalidad, se desarrolla para proteger esta vulnerabilidad central. Nos hacen comportarnos de maneras diseñadas para satisfacer nuestras necesidades de supervivencia en nuestra familia, sociedad y cultura particulares. A medida que estos seres protectores se desarrollan, nuestra vulnerabilidad a menudo queda enterrada y olvidada.


A su muerte, ¿estaba Jesús en la comodidad de su propia cama en su propia casa? ¿Estaban sus amigos y familiares junto a su cama? ¿Qué su médico se acerca para aliviar su dolor? No. Lo traicionaron, lo desnudaron y le colocaron una corona de espinas en la cabeza. Lo hicieron desfilar entre multitudes que se burlaban, cargando una pesada cruz en su espalda. Estaba clavado para que todos lo vieran, con las partes más vulnerables de su cuerpo totalmente expuestas. Fue una muerte brutal y pública y de nuevo simbólicamente una descripción dolorosamente clara de morir vulnerable.


La historia de su muerte nos recuerda que nuestro "derecho a muerte" es la vulnerabilidad. A medida que envejecemos y nuestros cuerpos comienzan a deteriorarse, nuestro yo principal protector no puede manejar situaciones como lo hacían antes: nuestra energía y resistencia disminuyen, nuestra memoria comienza a fallarnos y nuestras acciones se ralentizan. Nos volvemos más susceptibles a enfermedades y dolencias. Esto hace que nuestra vulnerabilidad principal resurja y se haga sentir. Somos el único animal en el planeta que sabe que algún día debemos morir y esto no puede dejar de pinchar nuestra vulnerabilidad.


Las fiestas cristianas de Navidad y Pascua son recordatorios de que nacemos y morimos vulnerables. Es una condición esencial para estar vivo y ser humano. La vulnerabilidad de la que no somos conscientes (porque está tan profundamente enterrada) o que no nos sentimos seguros de compartir con otros es la raíz de todos los conflictos en el mundo, ya sean interpersonales o entre grupos y naciones. Si podemos prestar atención a la invitación inherente a la historia del nacimiento y la muerte de Jesús y abrazar nuestra vulnerabilidad, puede ayudarnos a fomentar la empatía y la compasión, tanto por nosotros mismos como por los demás.


También puede conducir a una comprensión más profunda de quiénes somos realmente. Tómate un momento para preguntarte lo siguiente:


• ¿Quién era yo antes de que nacieran mis padres?

• ¿Qué me pasa después de mi muerte?


Ahora imagina que eres una de las muchas olas que bailan en la superficie del mar, cada una aparentemente separada y única. Observe que todas las olas tienen el mismo origen y final: todas surgen y regresan al océano. Todos están hechos del mismo material, la misma agua.


Desde la perspectiva de cada ola, esta impermanencia (nacimiento y muerte) se siente vulnerable. Sin embargo, también se puede decir que el océano es vulnerable en el sentido de estar abierto y permitir que todas las olas que se forman en su superficie. Se podría decir que el océano acepta todas y cada una de las olas tal como son. De hecho, no existe división entre olas y océano. Ninguna ola está más lejos o más cerca del océano que cualquier otra. Todos somos uno. 


¿No es esto lo que Jesús quiso decir cuando dijo: "Yo y el Padre somos uno"?


Otra palabra para esta "unidad" es amor. Amar significa estar abiertos y vulnerables el uno al otro. Aporta la máxima seguridad.


"Escucha, pequeña gota

Entrégate sin arrepentirte

Y a cambio ganarás el océano. Regalarte

Y en el gran mar estarás seguro ".

- Rumi



John Kent

(Mentor in Psychology of the Selves)








Hoy como es mi costumbre, te invito a;  tomando tu bebida preferida, sentándote alrededor de la hoguera con tu equipo interno (voces o sub-personalidades) escucha a cada voz primaria y secundaria, escucha lo que tienen por decirte, y el regalo que tienen para ti, y ábrelos con esa capacidad de asombro que reprimimos y disfruta como un niño, con tantos regalos que están ahí para ti,  recuerda que cada una de esas voces a llegado a tu vida para ofrecerte valores, estándares, posibilidades, han caminado contigo,  unas en silencio, otras muy presentes y la vulnerabilidad,  ahí esperando el  ser tomado en tus brazos sin miedo y abrazarla.

"El sabio interno", el "pusher", tu "complaciente", tu "crítico interno", el "patriarca", ¿qué sabiduría no has escuchado? ¿qué recursos te quieren mostrar?, ¿qué de esos recursos y herramientas no has validado e integrado?

Espero disfrutes tu experiencia de ir al interior, de la mano de John, abriendo esa puerta a liderar tu equipo más importante, y abrazar con amor esas voces... 

Feliz día, Feliz vida.

M. Patricia Garza Alejo

Terapeuta/Coach/Consejera

www.unplanbmx.com



*Te recomiendo visites su página 

http://www.voicedialogue.org.uk/home

Y aquí en México:

https://www.voicedialogue.solutions/

Comentarios

Entradas populares