Despidiendo al Maestro...






Cualquiera de las partes de nuestra personalidad que rechacemos,

nos será devuelta por la vida a través de personas

que son exactamente como nuestras yoes rechazados.

Hal Stone

 

 

 

La creencia de que estamos a pocas personas de conocer a esa persona especial que ha marcado nuestra vida de forma determinante, con su vida, su práctica o enseñanza, para mi ha sido una certeza desde hace muchos años.

 

Tuve la fortuna de conocer a John Kent, en una certificación como Coach de Inner Voices, y de alguna manera al escucharme hablar de mi hacer como terapeuta, mi interés por los arquetipos, y como Carl G. Jung era para mi, una persona que ha influido mucho en mi preparación profesional, holística y profesional, me compartió que estaba justamente a 2 personas de conocerlo (hablando de Jung). Pues él ( John) era alumno de Hal Stone, y Hal a su vez alumno de Jung por lo tanto eso que llamamos coincidencias, realmente no es más que un momento en que todo conecta.

 

Realmente conocer a Hal Stone a través de su trabajo desde mis dos queridos Maestros John Kent y Beate M Shweder, es para mi honrar su vida y sus enseñanzas a través de  ese linaje del cual formo parte;  un privilegio inesperado.

 

Hoy recibí la noticia que Hal Stone ha iniciado su regreso al hogar, dejando tras suyo, el legado de Voice Dialogue, una de las herramientas más fantásticas, para he tenido la fortuna de aprender, integrar y utilizar en mi acompañamiento y en beneficio de la comunicación inter e intra personal, beneficiando a tantas personas, estos legados donde existen Seres que con su generosidad impactan a miles de personas y que su energía es entendida desde un plano completamente transpersonal y compasivo, siendo luz e iluminando a muchos Seres en este planeta.

 

Hoy les quiero compartir en honor y con mucho agradecimiento a Hal Stone, uno de sus escritos que más a movido mi Ser, y que llegó a mi a través de John Kent.

 

  

    Vivimos en un tiempo de gran temor e inseguridad, así como un tiempo de gran emoción. Las viejas formas están irrumpiendo y esto crea una sensación de caos  nuestro alrededor.  Mientras más caótico nos sentimos, más aparecen esas voces; las voces que intentan restablecer el orden. Lo más difícil es vivir con nuestra vulnerabilidad cerca de nosotros todo el tiempo. Debemos aprender a cargar la tensión que resulta, por un lado, de nuestra vulnerabilidad; y por otro, del trabajo, la actividad y las muchas maneras para sentirnos mejor.

 

    Debemos aprender a prestar atención a -y ser responsables- dentro de nuestras relaciones. De esta  manera comenzaremos a usar la relación como maestro y nos rendimos al proceso de la relación misma.

 

    Debemos aprender a entregarnos al poder superior que está accesible para nosotros y debemos aprender a pedir orientación para traernos la visión, la claridad y la dirección que tanto anhelamos tener.

 

    Debemos recordar que la Mente es solo una de las voces interiores, a pesar que es una de las herramientas más significativas que tenemos para llevar una vida afectiva en la tierra.

 

    Debemos a aprender a escuchar nuestros sueños y a compartirlos con amigos. Con el tiempo,  el proceso del soñar permite a la Inteligencia Organizadora que encuentra dentro de cada uno de  nosotros expresarse y obtenemos un nuevo tipo de sustento para ponernos en pie y recibir nuevas ideas, orientación y revelación.

 

    Debemos aprender a prestar atención a nuestros juicios y usarlos como maestros Quienquiera que sea y lo que sea que juzguemos nos da una idea clara de aquellos elementos dentro de nosotros que han sido rechazados.

 

    Debemos tener presente que el conocimiento viene principalmente a través de nuestras voces  primarias. La sabiduría, sin embargo, es producto del proceso del Ego consciente. La sabiduría llega de tanto aprendamos a pararnos entre los opuestos y sentir los dos polos de cada uno de los muchos, muchos opuestos que viven dentro de nosotros.

 

    Debemos aprender a danzar con la vida y danzar con la muerte. Debemos aprender a sentir y movernos con los diferentes compases y ritmos de la vida, de la misma forma como más adelante tendremos que aprender a danzar con los diferentes compases y ritmos de la muerte, hasta que un día sintamos la continuidad de lo que sucede "aquí" y lo que sucede "allá".

 

    Una de las maneras que muchas personas tiene de NO vivir su vulnerabilidad e inseguridad en la vida     y sus relaciones, es ponerse a escribir y reescribir advertencias sobre el fin del mundo y luego decirnos cómo comportarnos.  Muchos de estos escritos tienen la propiedad de desestabilizarnos totalmente y crear un sentimiento de histeria colectiva y ansiedad.

 

    Si nos separamos de nuestras voces primarias y abrazamos aquellas partes de nosotros que rechazamos, entonces abrazamos el mundo completo de energías. ¡Todo está en nosotros! Todo lo bueno y toda la oscuridad está dentro de nosotros. A medida que abrazamos todo lo que somos, no podemos hacer otra cosa más que ser más amorosos y compasivos porque hemos conocido a los malvados de nuestras vidas y nos hemos dado cuenta de que todos forman parte de cada uno de nosotros.

    

    Por eso te digo que ames cuando ames; que odies cuando odies; que seas irritable cuando lo seas; que estés bendecido cuando lo estés. la Clave es no casarse con ninguno de ellos. La clave es aprender a  danzar con cada uno de ellos y sentir la tensión de todas estas energías opuestas.

 

    - Hal Stone  


Hoy honrando la vida de los que se adelantan en el camino de regreso al hogar, agradezco a John Kent, por legarme el conocimiento de todo aquel que a través suyo, me llega, el trabajo de la conciencia, el responsabilizarme  de mis luces y sombras, y abrazarlas para mi completitud. Mostrándome la energía de sus voces donde están contenidas las voces de sus maestros, y las voces de los maestros de sus maestros, y que llegarán para beneficio y bienestar de tantas personas en este plano y que al final del camino es una de las misiones que nos a traido aquí y lo que nos ha hecho encontrarnos.

 

Hoy tomando un café con todas mis voces, inclinamos nuestra cabeza diciendo Gracias, Gracias, Gracias;  que tu camino esté lleno de luz Hal Stone, en tu regreso al hogar.

 

 

"No soy lo que me sucedió...

Soy lo que elegí Ser"

Carl G. Jung

 

 

 

 

 

 

M. Patricia Garza A

Terapeuta/Coach/Consejera/Asesora              

UnPlanB Coaching & Counselling

 

 

 

 

 

Comentarios

Entradas populares