domingo, 3 de abril de 2016

Enamorándome por segunda vez....


"Y...sin embargo he puesto mi amor en tu corazón, porque,
más allá de un sueño me has dado una dosis
de amor tan fuerte, que me he sentido capaz
de caminar mi vida a tu lado...."


Cada día algo nuevo sucede, que nos lleva a evaluar; por lo tanto evolucionar en nuestra vida, pensar que somos los mismos y que no cambiamos puede ser un obstáculo en nuestra crecimiento personal, y en ese sendero que nos lleva de regreso al hogar.

Ayer leyendo el post de Maxi Hiedemann “En tan solo dos minutos” http://blog.trecuori.mx/2016/04/en-tan-solo-dos-minutos.html 
y haciendo esa concienciación me subí a mi alfombra mágica (imaginación-historia de vida) y di un paseo por mi relación ¿cómo fue que me enamoré, porqué decidí que la persona con la decidí formar un hogar;  era La Persona? y así desde la honestidad conmigo misma, fui paseando entre risas, dolores, crisis, en la evolución de dos individuos construyendo una relación, pasando por todas esas etapas, enamoramiento, convivencia, acoplamiento, respuesta ante crisis, incidencias.... revisando esos años que ha durado esta aventura compartida.

Cuando escucho historias de amor, todas son historias hermosas llenas de estrellas y sueños cumplidos. Yo al contarme nuevamente nuestra historia, me doy cuenta cual a sido ese misterioso ingrediente que nos ha traído aquí, después de 30 años, a esta maravillosa etapa que ahora estamos disfrutando.

Esta historia, ha estado conformada de amor, enojos, confusiones, malos entendidos, charlas interminables, lágrimas, muchas risas, muchos sueños cumplidos, enojos, frustraciones, éxitos, pérdidas, tiradas de toalla de ambos lados, pero algo que ha sido consistente y ha estado presente; ha sido el amor propio, el respeto, y ese hablar desde el corazón, en la comunicación de “que siento y que espero de la vida”, sabiendo cada uno del otro sus deseos y anhelos.

No ha sido fácil, pero ha sido muy enriquecedor, y el saber, que al necesitar un gran apoyo en cualquier momento y circunstancia ahí estamos, siempre contando uno con el otro, y los dos siempre para nuestros hijos. Ustedes se preguntarán ¿y el ingrediente secreto? ¿El nuestro? La disposición a aceptar que somos imperfectos, pero aún más allá, que cada uno posee un lado oscuro (como la luna aunque la veamos brillante y “llena”) está la otra cara en donde la luz solar no llega, pero existe, y en esa conciencia, sabiendo que -te amo por todo lo que eres incluyendo aquello que; TAMBIÉN eres y que solo la convivencia me ha venido mostrando en pequeñas dosis-.

Cuando aceptamos y asumimos nuestra sombra y la del otro, hemos terminado por enamorarnos también de esa otra parte, tan escondida siempre, hasta para nosotros mismos, y la auto-aceptación y conocimiento de esta otra parte, nos ha llevado a esta segunda vuelta, donde encontrándonos nuevamente en el camino y volver a ser sólo: una mujer enfrente de un hombre queriendo amarse, dejando colgado por ahí el ser padres, hijos,hermanos... las carreras de la vida, los afanes por la vida; ser nuevamente dos individuos retomando una relación estacionada para atender una gran empresa llamada familia.
Y aquí estamos, nuevamente (o como diría mi madre antes de morir, recogiendo mis pasos- al regresar a su lugar de nacimiento y niñez) recogiendo nuestros pasos, en esta etapa, donde frente a frente, tras esta piel llena de los caminos recorridos, de las estaciones pasadas, donde nuestro rostro se ha convertido en un mapa de vida, de sueños individuales y compartidos cumplidos, de vivencias, éxitos, tropiezos y perseverancia.... sigue prevaleciendo ese brillo; ese que es imperdible, y el que nos recuerda cada mañana en el abrazo amoroso de una oportunidad más de vida, ese brillo que no envejece, ese que se conserva intacto, y donde no hay sombras, dobleces, ni engaños, esa chispa que sigue ahí esperando por el soplo conjunto de dos corazones deseando volver a tomarse de las manos, recuperarse y disfrutar cada minuto de ese reloj de arena, donde se nos recuerda que somos dueños de las opciones y solamente nosotros decidimos.

Hoy en la felicidad de esta etapa, donde volvemos a un enamoramiento diferente, porque ya no importa que máscara soy, estamos desde el noviazgo de almas, donde las sorpresas son un disfrute y un motivo de alegría, donde “te amo entero” sin explicación, sin “ esa enfermedad de la terriblitis” (donde todo es un terrible problema), hemos decidido que todo es una “oportunidad” que quiero amarte por entero, y quiero que me ames entera.... y que cada dolor y cada risa, han ido enlozando el camino de la felicidad por que así lo decidimos.

Tomando un café, oyendo a los pájaros, con una emoción parecida a mariposas en el corazón.... los invito, a mirar desde un nuevo lugar a sus parejas, esas que en el rostro llevan las líneas de las alegrías, de las lágrimas, pero lo más importante mira ahí en el fondo de sus ojos, esa chispa divina que espera por un soplo desde el corazón, vuélvete a enamorar, de ese maravilloso y completo Ser frente a ti, y de esa otra parte que TAMBIEN es”... feliz día....feliz vida.... feliz etapa sea la que estés viviendo...

Recuerda, la felicidad es opcional....


Patricia Garza
Terapeuta/Coach
www.unplanb.com.mx