sábado, 6 de febrero de 2016

Te Extraño...




Con el paso del tiempo, mis hijos descubrirán que tengo
muchos defectos y, si tengo suerte, me perdonarán algunos.
Sabio y cínico, el tiempo traerá consigo el olvido. Olvidarán, aunque
yo no lo haré. Las cosquillas y los “corre, corre”, los besos en los párpados
y los llantos que de repente paran con un abrazo.

Los viajes y los juegos, las caminatas y la fiebre alta.
Los bailes, las tartas, las caricias mientras dormimos despacio. Mis hijos
olvidarán que les he amamantado, mecidos durante horas, llevado
en brazos y de la mano. Que les he dado de comer y consolado,
levantando después de cien caídas. Olvidarán que han dormido sobre
mi pecho de día y de noche, que hubo un tiempo en que me han
necesitado tanto, como el aire que respiran.

Olvidarán, porqué esto es lo que hacen los hijos, porque esto es
lo que el tiempo elige. Y yo, tendré que aprender a recordarlo todo también
para ellos, con ternura y sin arrepentimiento.... ¡gratuitamente! Y que
el tiempo, astuto e indiferente, sea amable con esta madre
........que no quiere olvidar.....
 (unamammagreen.com)


¿Han sentido esa sensación de vacío en el Alma?.... acabo de hablar con mi preciosa viajera, y verla ahí charlando de sus preocupaciones, alegría y logros... y ese hilo invisible,  a través del tiempo y la distancia. Pero al cerrar la pantalla ese vacío enorme, ese querer estar allá y acá.

Que difícil cuando la familia está en diferentes lugares, el amor sigue intacto, pero el corazón late a una velocidad diferente como congelado, queriendo que ese abrazo dado a la pantalla traspase hasta hacerle sentir ese calor de la madre. Y al mismo tiempo sentir su calor, esa niña convertida en mujer, aquella pequeña con esa sonrisa contagiosa, que sigue estando en el Alma, ocupando un gran pedazo de ese fraccionado corazón.

Algunas veces viajo hasta aquella hermosa ciudad a sentarme al lado de su cama, viendo su dormir y acompañando su soñar. Deseando cada momento ser el Hada madrina, el ángel guardián, esa fortaleza, esa muralla que la protegerá de dolores, de desengaños, pero sin poderlo ser, sólo conformarme con ser soporte, apoyo, fan incondicional. Sabiendo que pase lo que pase estaré ahí siempre con el corazón dispuesto.

Y otras simplemente le doy voz a mi corazón en la plegaria diaria, de que todo este bien, en felicidad y que los esfuerzos de cada joven que inicia su transitar por el camino de la vida adulta sea considerado por su esfuerzo, consistencia y deseos de hacer todo al 100%.... deseando de todo corazón que nuestro amor de padres sea suficiente escalón para tomar vuelo y remonten por los cielos ..... tras esos, sus sueños....... y estar con nuestro amor, apoyo y cariño entretejidos como red, por cualquier aterrizaje forzoso.

Hoy tomando un café, sintiendo ese mi corazón con sentimientos encontrados, donde la añoranza del contacto físico, del beso robado, del abrazo como danza de dos corazones, se impone como bálsamo confortándome......y el sentimiento de la alegría, de la sonrisa, por el brillo de los ojos de mis queridos jóvenes adultos, por estar viviendo con pasión sus sueños.... les comparto la alegría veteada de añoranza y envuelta en el amor incondicional, por aquellos que han ido a por sus sueños..... mis queridos hijos....que habitan por siempre en mi corazón.... que tengan un feliz día..... una feliz vida!!!!

M Patricia Garza