sábado, 3 de octubre de 2015

¿Duele tu Pasado?...


“La Bondad, es diferente a la amabilidad, aunque ambas nacen del corazón.
La amabilidad es algo que se expresa a través de la actitud
y la bondad a través de la acción”
Beate M. Schweder


Cuantas veces estamos atados a rencores pasados, generando sufrimiento, y dejamos de vivir lo que el universo en su generosidad nos ofrece en recompensa, ahora ya nadie es culpable, solo yo por negarme el derecho de poner en acción mi bondad para mi y para aquellos que me aman.

Hoy les comparto esta reflexión a partir de leer, el blog Alas de Luz de mi compi y hermana espiritual Denis Herranz, y fue tan impactante su mándala y lo que en mi movió que inmediatamente quise escribir para compartir con ustedes esta opción creativa y curativa que es la fusión de mándalas y cristales, y para toda la familia cristalina, que aun sin conocernos en todo el mundo caminamos unos al lado de los otros en el Sendero de vida de regreso al hogar.

Cuando leí estas palabras, me hicieron tanto sentido, pensando en mi niña interior y en mis seres amados, que al quedarnos atrapados (y por propia decisión) en todo los dolores del pasados, cuando quizás no dependía de nosotros cambiar las situaciones, y que ahora en este momento, en el cual nos encontramos, y siendo responsables, teniendo el poder de cambiar lo que no nos guste, trascender lo que nos impide volar, tomar en brazos a ese nuestro niño interior herido y abrazarlo haciéndonos cargo de su seguridad y confort.

En este momento aquí y ahora, que el Universo como una retribución de vida nos pone todo para alcanzar un estado de bienestar y felicidad (una familia hermosa, salud, amigos, abundancia y nuestro poder personal), siendo poco bondadosos con los que amamos principalmente con nosotros mismos, decidimos  negarnos esos hermosos regalos, continuando atados a la victimes, a la rabia, al enojo, a la impotencia, a esa envidia que como acido carcome nuestro corazón dejando un sabor de dolor, negando el hecho de que ahora no hay culpables, no hay deudores, solo estamos nosotros mismos rodeados de una cárcel que hemos ido construyendo poco a poco sin descanso, apartándonos de todos y de toda posibilidad de caminar en la alegría del saberme constructor de mi propia felicidad a partir de perdón y la bondad. 

Y no me doy cuenta que excluyendo me excluyo buscando los enemigos y queriendo encontrar sus rostros en cualquier reflejo, me sorprendería mirar uno.... mi propio rostro, haciéndome consciente que mi peor enemigo soy yo y mi apego a la no responsabilidad y a dolores añejos,  que no se van, simplemente porque no los suelto.

Hoy leyendo sobre la Bondad de la mano de Deni, ese mándala maravilloso cristalino, me llevó, a darme una vuelta a mis obstáculos y reconocerlos, y querer compartir con ustedes lo que vi, por favor no se pierdan la oportunidad de ser beneficiados con esta alquimia transmutadora, lean este hermoso mensaje, abran su corazón y tomen en brazos a su niño interior, pensando que caminar el camino DURO de el dolor, es más difícil, que caminar ese camino ligero de la felicidad, que sólo nosotros decidimos, cuando soltamos el fardo que llevamos por decisión propia a cuestas, nuestros dolores añejos..... 

HOY no hay monstruos bajo nuestras camas....... solo existen saboteadores, y se esconden dentro nuestro...

Hoy domingo tomando un café, permitiéndome disfruta a mi compañero de vida, compartiendo este hermoso día, que inicia decido pintar mi día, de colores maravillosos, y decido como en mi infancia, pintar puertas en  paredes grises abriendo, desde mi sabiduría innata las puertas a la libertad..... desde la bondad a mi misma, feliz día, feliz vida!!! Disfruten de este hermoso compartir....