sábado, 8 de agosto de 2015

Tomando un Café con Fabiola....


Que bien se siente compartir los recuerdos de historias vividas, y completamente reparador, dar un paseo por nuestra historia, tomadas de las manos y poniendo piezas desde la visión de cada quién en un rompecabezas llamada vida.

            Hoy fue una noche de hermanas, de esas conversaciones donde vas desgranando el Alma, y recordando y honrando a todo aquel que nos tendió la mano y que al compartirlo, no nos queda otro saldo más que el de ver la cantidad de personas, que sin esperar recibir nada a cambio, nos tendieron los brazos y el corazón y nos acogieron como un miembro más de familia, en el silencio discreto de sólo hacer el bien, por el bien mismo.

            Y al ver la calidad de esas personas, vemos y entendemos como nuestra estructura de vida ha estado construida de partes y ejemplos de personas sencillas de corazón pero con una calidez humana que sólo puede existir en Ángeles Terrenales.

            Estuvimos hilvanado épocas, tiempos, personas, situaciones, reflexiones.... sin juicios sólo en ese entendimiento que te da un corazón agradecido, y el felicitarnos ambas por que al revisar lo vivido, nos damos cuanta que optamos por tomar todo lo bueno  de cada uno de los corazones encontrados en el camino, y felicitarnos por escoger quedarnos con todo eso positivo que nos ofrecieron en su generosidad y alegrarnos por optar y convertirnos en Buenos Seres Humanos, honrando el esfuerzo de esos ángeles que se cruzaron en nuestro camino.

            Y de alguna manera honrando a ese hombre y a esa mujer que nos dieron vida, pues en la honestidad de nuestra charla compartida darnos cuenta como los vemos ahora a la distancia, entre la admiración y la aceptación de que fueron seres de carne y hueso con sus virtudes y con sus defectos, con sus limitaciones y con sus carencias, y que de alguna manera nosotras sus hijas, tomamos lo bueno de cada uno de ellos y aunado con toda esa riqueza como regalo del universo en todos esos ángeles terrenales, nos convertimos en lo mejor que ellos nos aportaron.

            Hoy.... después de un Té Chaí, y un pecaminoso biscocho de naranja, les invito, a cuando puedan, se den  la oportunidad junto con sus hermanos de revisar esa historia, que los une, esa aventura que es la vida, donde cada circunstancia sin juicio alguno, sólo en la bendición de haber recibido la vida, nos tejió alas enormes y fuertes para volar y escoger que panorama divisar, el árido de las carencias o ese oasis y prados verdes y abundantes . Cada uno escoge a donde echar a volar las alas.....


            Que este día que inicia le demos esa alegría a nuestro corazón, compartir la vida desde el agradecimiento y  desde el honrar a nuestros padres, por el gran regalo impagable......que es la VIDA!!!!!

Patricia Garza Alejo
Terapeuta/Coach
www.unplanb.com.mx