sábado, 11 de julio de 2015

Que nadie te impida Soñar....

Para soñar la vida, abre bien los ojos
y expande tu imaginación....

Hace muchos años, en aquel pueblo de Jalisco, a mis manos de niña llegaba por correo postales de una ciudad llena de encanto y luces, que trasmitía un estilo bohemio increíble, con mensajes de saludos y cariño de parte de mi Padre y mi hermana Fabiola.

Y yo entre calles empedradas, con el sonido de la lluvia golpeando en la teja y ese olor a tierra húmeda, viajaba en la alfombra mágica especial (imaginación) y recorría esos lugares llenos de luces y música, sin sentir nostalgia, sólo con la certeza en el corazón que en algún momento, yo también recorrería aquellas calles dibujadas en esas postales maravillosas, escuchando música en las calles, como veía en mi vívida imaginación;  a parte de mi familia.

Hoy.... aquí en el lugar imaginado, rodeada de bullicio, música en la calle, luces de colores, collares, máscaras y fiesta, vuelvo a revivir aquel viajar en la imaginación fusionándolo con el estar en este lugar increíble, golpeado por la naturaleza, pero como un Titán sobreviviente, maravilloso lleno de encanto, y con una personalidad muy especial, escuchando música, en cualquier lugar, con comida picante, y la gente caminando sin prisa, con ese sabor bohemio de este lugar tan especial New Orleans....

Estoy aquí, celebrando mi aniversario, y como si nuevamente el Universo en su inmensa generosidad recordara aquella niña entrando a la adolescencia viajando con sus alas de la imaginación, sin límite ni fronteras, recordando aquellos sueños por los cuales vivía castigada, pues los adultos a su lado no entendían de que avión, de que ciudad ni de que vino y viandas maravillosas hablaba, asustados pensando en que era terriblemente malo, que alguien tuviera esa imaginación.... y tratando de atar a esa niña a piso firme, a la "realidad", sin juegos ni ilusiones.... diciendo despierta!!! eso no existe....

Aquí estoy y la emoción se desborda por mis poros queriendo y sabiendo que mi padre, de alguna manera, (la suya seguramente, pues la palabra imposible, no existía en su vocabulario) y mi hermana en el corazón y con postales instantáneas... FB, wathsapp, etc.... viviendo nuevamente este lugar, disfrutando plenamente este sitio, lleno de música, arte, religión, una fusión increíble de América, Europa, África.... donde ves de todo, y todos son incluidos, donde es imposible caminar sin ritmo, donde puedes oler todos los olores, donde cada uno, vive esta ciudad como lo desea o como lo soñó.... yo solamente enmudecí.... y vuelvo a ser aquella niña de la mano de mi padre. oyendo un blues que te envuelve el corazón y cimbra el alma, viviendo doblemente esta visita, esta sorpresa, este vivir y viajar y disfrutar sin límites... desde el lugar o desde la imaginación.... soñando y viviendo todo entretejido.... y cada minuto agradeciendo por:  el ser tan bendecida....

Hoy después de tomar un rico café, saboreando un próximo paseo por el Río Mississippi, en un barco de vapor, como esos dibujados en las postales que me trajeron por primera vez aquí.... me despido honrando la memoria de mi padre que me heredó su gusto por la música, que me hizo amar cada nota de la escala musical.... que me hizo fan de Luis Armstrong, y que me ofreció esa maravillosa alfombra mágica.... sabiendo que los imposibles no existen, cuando confías en el Universo y que soy un Ser amado por su creador.... que hay muchas vidas, y miles de oportunidades....

Te comparto este momento, este sueño... y que nada ni nadie te lo impida.....feliz día, feliz sueño...feliz vida!!!!