domingo, 4 de mayo de 2014

Un Domingo de agradecimiento....

"Una de las herramientas más poderosas para la 
transformación de nuestro
vidas es la meditación ".
-Dr. Dean Ornish

He estado disfrutando a través de mis amigos queridos de España el privilegio de la visita y las actividades que anteceden al retiro del  Maestro Zen Thich Nhat Han 
realmente es un honor para mi, que esa 
maravillosa energía me sea compartida y yo a mi vez me permito compartirla con ustedes que me leen….
Muchas veces, nos volvemos instrumentos del Universo para hacer llegar sus regalos de maneras inesperadas,….que este día, te abras a la oportunidad de iniciar una nueva forma de caminar por tu sendero del alma, teniendo unos minutos de ti para ti, gritando en una acción de tu parte…..soy lo más importante ….en el detenerte y darte la oportunidad de escucharte: en el silencio de tu Ser.....en lo profundo de tu alma….

Sentarse y relajarse, tomar un par de respiraciones, luego dejar que la conciencia ceda  a descansar en este momento presente …y simplemente observe algunas de las cosas que usted es consciente , aquí y ahora mismo.
Note, por ejemplo, algunas de las muchas cosas que se pueden ver, cosas que ya están surgiendo sin esfuerzo en su conciencia. Hay quizás nubes flotando en el cielo, las hojas en el viento, las gotas de lluvia sobre el techo, el horizonte de la ciudad toda brillantemente iluminada contra la oscuridad de la noche, o la salida del sol brillante en el horizonte, ya que está a punto de iniciar su viaje a través de el cielo. Estas cosas no toman ningún esfuerzo para manifestarse: simplemente están surgiendo en su cabeza...

La manera más eficaz para calmar la mente es el aliento. Tomo un momento para darme cuenta. Ahora, disfruto de un respirar plena y satisfactoriamente. Realmente siento el aire en movimiento dentro y fuera de mi cuerpo. La respiración es la única función corporal que es a la vez completamente bajo mi control y sin embargo, fluye a través de mi, sin esfuerzo. Tiene la capacidad tanto de la calma y revivir.

Al aprender a concentrarme en la respiración, que se vuelven más presente en el cuerpo, y menos susceptibles a los efectos del estrés.
 La belleza de esta sencilla práctica, de estar presente en mi cuerpo y la respiración, es que lo puedo llevar a cualquier lugar. 

Hoy como en la antigüedad puedo dar sentido a este maravilloso día de descanso agradeciendo la semana vivida, los sueños compartidos, las metas logradas, el podernos abrazar desde la hermandad en cualquier momento que estemos situados;  pero sobre todo agradecer la oportunidad de la vida, de la felicidad o de la posibilidad....la que yo quiera escoger, después de una reunión tan enriquecedora....un día de decir hoy puedo estar un momento en silencio.....
feliz día....feliz clavado a la profundidad si te lo permites.....feliz vida!!!!