miércoles, 23 de abril de 2014

Y...lloré...


Cuando el amor espiritual se expresa entre la gente, el mandamiento más grande que se puso en el planeta, se cumple. Este mandamiento es amar al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu mente y con toda tu alma, y amar a tu prójimo como a ti mismo.
Dios reside en todos. Así es que al amar al más insignificante y al más importante de igual manera, estás cumpliendo el mandamiento de amarlo a Él.

                                                                                           John Roger