martes, 26 de febrero de 2013

Trabajas o estás en casa?..... (como si eso no fuera trabajo )


Platicando con una persona muy querida, hablando del papel de las mujeres en la vida, como pareja, madre o abuela, me hacía una reflexión aunque queramos a los demás, independientes y que cada uno se haga responsable de sus actos llámese hijos, pareja, etc... por alguna razón que quizá nuestra razón no alcanza a entender, o simplemente porque sólo se siente, o sólo porque la intuición nos lo dice la mujer viene a ser como una amalgama de un núcleo familiar, sea abuela, tía, madre, pareja, madrina, o tía de cariño (mejores amigas de las mamás), nos convertimos en ese Faro de Luz, que siempre está ahí, entre la bruma y si por alguna razón apaga esa luz puede ser que los demás empiecen a perderse en ese camino.

Como escribe Gaby Vargas;

Hoy es el tiempo de la mujeres, Nuestro tiempo, nuestro momento, nuestra oportunidad, y también nuestro Gran Reto. Las posibilidades de marcar una diferencia en el mundo en que vivimos son ilimitadas, las mujeres tenemos un gran poder, además de cualidades dones, herramientas fortalezas y sobre todo una gran influencia en la vida de los que nos rodean. Como la mayoría de las mujeres de mi generación fuimos educadas para que el verdadero poder viene del “trabajo” o de un “Título profesional” y por lo tanto queremos hacer todo perfecto, ser cultas, guapas, delgadas, estar a la moda, ser las mejores mamás y parejas, caminar en tacones, ser competitivas, tomar clase de todo, ganar bien $ €, ser sexys, tener una casa linda y limpia, divertirnos y además con tiempo para meditar, hacer yoga y crecer espiritualmente....¿¿¿???? eso en 24 horas.

Y la gran pregunta podemos hacerlo todo?....SI pero obvio no al mismo tiempo, lograrlo es cuestión de tener prioridades de acuerdo a lo que vivimos y en la etapa que nos encontramos.

Y tiene toda la razón, yo he venido oyendo desde hace un tiempo, es que quieres ser supermujer!!! por eso terminamos embarradas en el piso de noche, tan cansadas que ya no tenemos el tiempo de estar, platicar y compartir con los nuestros, y vamos poco a poco alejándonos emocionalmente, pues nos levantamos corriendo, más queriendo que todo mundo se marche a lo suyo, y al regresar directo a la cama muerta de cansancio.

Por eso hoy te invito a hacer una reflexión de que es lo que realmente nos hace felices, sin juzgar que sea mejor o no, simplemente para cada una y de acuerdo a nuestras circunstancias y edades la felicidad tiene una talla, cada mujer cuando para, permite salir a su mujer SABIA, y ve claramente y con toda certeza cual es su lista de prioridades, sin confusión, sin duda, lo único, es ser fiel a nosotros mismas y nuestros sentimientos, y sentirnos orgullosas de ser una Gran Ejecutiva, o una Gran Directora de tu empresa “Hogar” y en muchos casos las dos cosas.

Cierto es que el equilibrio lo alcanzamos con la madurez emocional, muchas veces tengo un deseo infinito de tener 30 años con la experiencia de ahora !!! WWWWWOOOOWWWW!!!! es una quimera, pero ese equilibrio es una de las metas más buscadas en este momento, pues al equilibrar mente, corazón e intuición, es lo óptimo, sólo hay que permitírnoslo, dejando a un lado lo comercial, no hay nada ni nadie perfecto, y de verdad eso es maravilloso, pues eso nos da la oportunidad de seguir aprendiendo y creciendo.


Pues en este momento en mi caso me interesa más tener flexibilidad y mantener mis músculos firmes, que matarme en gimnasio y tener cuerpo de 10. Me importa más mi crecimiento interior que saberlo todo.

Cuando decimos no tenemos tiempo de meditar, de crecer interiormente, yo te digo pon atención, cuando planchas, tejes o cuando cocinas sin prisas y te sorprenderá como puedes hacer una conexión con tu Yo superior, Dios, la Virgen o la conciencia universal con quién quiera que lo hagas, no necesitas mayor ceremonia, yo le llamo meditación de la plancha y a cocinar para los mios llámese, familia o amigos, es una meditación desde el amor....sólo ve reconociendo tus momentos. O simplemente, cuando tienes charlas con amigas enfrente de un café, te o bebida refrescante, hablando de la vida, hablando desde tu interior....

Por eso el reto quizá hoy, no sea cuantas cosas maravillosas eres capaz de hacer, sino como te sientes, haciendo cosas maravillosas por ti y por los que amas, quizás la clave no es la cantidad, sino el empeño, la presencia, el amor que pones y el sentirte plena siendo esa amalgama ese, faro de luz, para que el camino de las personas que amas no sea en soledad y a obscuras...

Hoy te invito, a voltear y valorar todo lo eres, el valor que tienes, y que significas en la vida de los demás, ya sea que te quedes en casa, salgas a trabajar o hagas las dos cosas, porque estoy convencida que cualquier cosa que hagas lo haces desde el corazón y con mucho amor.....aunque te quejes!!!