viernes, 20 de abril de 2018

Amistad escrita con letras de Oro...






Que el cielo esté en tu corazón
la luz de las estrellas en tu Alma
y los milagros en tu vida...
Y que Dios te guarde en su regazo
mientras nos volvemos a ver....






¿Todavía recibes cartas;  de esas que te llegan al corazón?....¿Tú las escribes? Y lo haces de un tirón, que salga directo, sin filtros....solo desde el corazón?

A mi me parece que es como si la vida compartida con las personas pasara lentamente como una película y me diera la oportunidad de decir a los demás: lo que han  enriquecido mi vida... lo que fueron, lo que son....y lo que me han motivado a Ser.

Les comparto esta carta ( que recibí hoy), que sólo habla de dos mujeres, que compartieron en un momento en el  camino, sus vidas...y al volverse a encontrar lo único que hay.... son ganas de volver a caminar juntas el camino de la vida y que aún a través del tiempo y la distancias....hay mucho por decir....mucho por dar....mucho por ofrecer y compartir.....



Patty, Buen día...
Me encantó cuando recibí este correo y pensé en Ti y en ciertas personas que en la vida hemos tenido que usar un "Plan B" por decisión propia, por la fuerza del destino o por la necesidad imperante de salir adelante y avante con nuestros Hijos.
Simplemente desde guisar un huevo estrellado y si se reventó la yema en vez de tirarlo, optar por hacerlo revuelto...

Compártelo con Frank, Alberto y Andrea, es importante que sepan que en la vida siempre hay que tener un plan B, pero es más importante la moraleja del texto, Hay que vivir la vida intensamente, disfrutar de lo que tenemos y valorar lo que esta por venir.
Tener Familia, tener Salud, tener trabajo y vivir con Paz...que más se le puede pedir a Dios??
 
Amiga, Te conozco desde hace 26 años y aunque hemos estado separadas más de la mitad de este tiempo y perdimos un tiempo el contacto, nunca he dejado de recordarte y de admirarte por tu capacidad de hacer de todo un Plan B...con tu positividad haces y transformas las situaciones difíciles a oportunidades de aprender y de vivir.

La vida, la falta de salud en ciertos momentos, la falta de trabajo o simplemente momentos difíciles, me hizo madurar, buscar crecer como persona y tomar fuerzas para sacar a mis hijos adelante...creo que no he hecho tan mal trabajo, ahí la llevo...pero me falta buscar la reconciliación conmigo misma, falta perdonarme tantos y tantos errores que he cometido y porque no decirlo también...me falta pedir perdón a las personas que en algún momento les fallé.
Si en algún momento te fallé, no estuve lo suficiente contigo o no te demostré cuanto te quería, perdóname, fue por mi escasa madurez y sin intención de dañar.

Hoy ya "madurita" por no decir "vieja" quiero sentir que estoy reconciliada conmigo misma y que reencontré las amistades que algún día dejamos por seguir la vida adelante.
Gracias por tu Amistad.
Gracias por haber Regresado.
Gracias por lo que compartes.
Gracias por lo que Inspiras.
Simplemente Gracias por estar Aquí....aunque estés Allá.

Besos Patty y lindos recuerdos....Te mando un abrazo y el deseo de que seas inmensamente Feliz.......


Que este día, recuerdes a esos amigos que han significado tanto en tu vida, que te tomes un café, les escribas: sin filtros....sólo abriendo tu corazón para decirles lo importante que fueron, son.... y seguirán siendo; pues lo que los amigos dejan grabado en ti no tiene precio; no hay distancia, tiempo, ni láser...que lo borre.

Dedicado con todo mi cariño...a todas esos amigos que tuve, tengo y tendré y que son mi activos más valiosos, pero sobre todo a la persona que me escribió esta carta. Sabe que ella y su familia están en mi corazón....siempre....y para siempre....feliz día de honrar las riquezas que los amigos te dan!!!!


M. Patricia Garza A.
Amiga/Mujer/Terapeuta




lunes, 9 de abril de 2018

Estoy enferma?...



La medicina en mayor parte es una ayuda 
en el alivio de síntomas, podemos ir más allá, 
tener control sobre nuestro cuerpo... utilizando los recursos maravillosos de él mismo.  Sólo hay 
que recordar que el cuerpo nos contiene, 
que somos un Ser maravilloso...una luz brillante, 
una energía clara que fluye; siendo una con 
el universo y con toda su sabiduría.



Estos meses he estado un poco apagada con dolores de espalda, causados por una lesión que de pequeña, tuve en un accidente automovilístico de nuestra familia, realmente fue tan grave para todos, que yo en ese momento una niña con 7 años recién cumplidos, la “menos” golpeada, fui atendida más por descalabros en mi cabeza, que son muy vistosos que por los golpes apenas visibles de mi espalda.... que ahora pensándolo, seguramente aterrice con ella, no fue atendido entonces, y  ahora, surge reclamando la atención no puesta, en ese instante.

Al principio fue tan agudo, que realmente lo padecí pues el dolor me ha tratado muy bien en mi vida, mi umbral es muy amplio, por lo tanto cuando duele siento quizás una tercera parte de lo que los demás pudieran sentir.

Por lo tanto después de ésta crisis recordé que los dolores también son expresiones de mis emociones, y este mes a parte de mimar mi cuerpo, de tomar la medicina, de retomar Yoga,  he revisado una a una mis emociones y mi interrelaciones con las personas que amo,  y lo que de ello deriva.

Es impresionante cómo se nos olvida que ni somos nuestro cuerpo, ni nuestra mente, mucho menos nuestras emociones, todo ello sólo es una parte nuestra, de ese SER LUMINOSO que somos....

Al final la medicina que tome sólo adormecido un poco el dolor, no lo quitó, realmente he estado con ejercicios, y revisión emocional y eso me ha echo avanzar muy rápidamente, además, de honrar mi cuerpo,  su fortaleza, y lealtad  en todos estos años, que se a cuidado para mi, pero es cierto que cuando el cuerpo ya no puede sólo grita ¡¡ ayuda!! Y es entonces que le ponemos atención, cuando sería más saludable estar en prevención y escucharlo constantemente, para que no tenga que gritar, y tener un diálogo todo el tiempo con él y sus necesidades...

La frase con la que inicio, fue una frase que le escribí justamente a una persona que acompaño, y que ha hecho una relación extraordinaria con su cuerpo y sus necesidades, es cierto que en ciertos momentos, nos asustamos, creyendo que nos puede pasar otra crisis de dolor, o de “enfermedad”.

Pero la sabiduría del cuerpo nos indica, que la comunicación sigue siendo la mejor herramienta, que digo, la herramienta de oro para relacionarnos con nuestras emociones, cuerpo, mente, desde esa luz y energía que somos, pues efectivamente estamos hechos a imagen y semejanza de nuestro creador, que es luz, energía amorosa, polvo de estrellas, energía del cosmos, y nuestro cuerpo es sólo ese hermoso estuche que contiene el hermoso Milagro Cósmico que somos.

Hoy tengo la certeza que no estoy enferma, sólo fue que sin darme cuenta, deje de escuchar mi cuerpo, y mi mente escondió aquel trauma vivido de pequeña, y solamente la sabiduría del cuerpo me puso alerta, y me recordó que si no hay buena comunicación entre nosotros, no habrá por lo tanto una buena relación, y el resultado podría ser el no deseado....

Hoy con un rico café sobre mi escritorio, disfrutando de este maravilloso clima, escuchando el agua correr en la fuente... te invito a bajar el ritmo de la vida y empezar a escuchar lo que tu cuerpo te dice en cada molestia, en cada cambio, antes que tenga que gritar, para que no lleguemos al punto de crisis.

Hoy te dejo ésta pregunta cómo reflexión... ¿qué te está diciendo tu cuerpo? ¿ y... lo mas importante, que relación llevas con él? Lo escuchas?....




M. Patricia Garza Alejo
Terapeuta/Coach/Counselor




jueves, 22 de marzo de 2018

Paradoja... ¿qué es eso?...





“No todos los ojos cerrados sueñan....
Ni todos los ojos abiertos ven...”




Hoy estoy de nueva cuenta con ustedes, después de una pequeña charla de minutos en que coincidimos en la cocina Maxi (mi compañera y socia)  y yo,  de ese nuestro refugio al que cariñosamente llamamos “La Morada” (significando que es justo donde moran nuestros sueños cumplidos, poniendo al servicio de los demás este nuestro oasis en medios del caos de cada día, llamado lo cotidiano.)


Y hablamos de como cuando una persona es amable, generosa, empática, y se pone a disposición de los demás, como con el tiempo;  se va perdiendo ese reconocimiento de generosidad, que llega un momento que los que reciben ya no lo aprecian (pues se hace tan cotidiano) .

Y como... los que reciben, salen corriendo al no saber como restituir, lo recibido. Mientras tanto esa persona generosa ve partir a aquellos que más aprecia (...y paradójicamente las personas que dan generosamente ¿se quedan solas?) porque ¿dan más de lo que reciben?.


Y me encontré con una explicación maravillosa de como; se dan las paradojas.... y de pronto tratando de encontrar como compartirlo con ustedes, me topo éste hermoso escrito, que va en esa línea, de ese comportamiento que por repetirse se convierte en esa inexplicable paradoja, y muchas veces ni siquiera entendemos ¿porqué?



LA PARADOJA DE NUESTRO TIEMPO


La paradoja de nuestro tiempo es que tenemos edificios más altos y 
temperamentos más reducidos, carreteras más anchas y puntos de vista más estrechos.


Gastamos más pero tenemos menos; compramos más pero disfrutamos menos. 

Tenemos casas mas grandes y familias mas chicas, mayores comodidades y menos tiempo.


Tenemos más grados académicos pero menos sentido común, mayor conocimiento pero menos capacidad de juicio, más expertos pero más problemas, 
mejor medicina pero menos bienestar general.


Bebemos demasiado, fumamos demasiado, despilfarramos demasiado, reímos muy poco, manejamos muy rápido, nos enojamos demasiado, nos desvelamos demasiado, amanecemos cansados, leemos muy poco, vemos demasiada televisión 
y oramos agradeciendo muy rara vez.


Hemos multiplicado nuestras posesiones pero reducido nuestros valores. 

Hablamos demasiado, amamos demasiado poco y odiamos muy frecuentemente.


Hemos aprendido a ganarnos la vida, pero no a vivir.


Como dice alguna canción, hemos añadido años a nuestra vida, no vida a nuestros años.


Hemos logrado ir y volver de la Luna, pero se nos dificulta cruzar 
la calle para conocer a un nuevo vecino.


Conquistamos el espacio exterior, pero no el interior.


Hemos hecho grandes cosas, pero no por ello mejores.


Tratamos de limpiar el aire, pero contaminamos nuestra alma. 

Conquistamos el átomo, pero no nuestros prejuicios.


Escribimos más pero aprendemos menos.


Planeamos más pero logramos menos.


Hemos aprendido a apresurarnos, pero no a esperar.


Producimos computadoras que pueden procesar mayor información 
y difundirla, pero nos comunicamos cada vez menos y menos.


Estos son tiempos de comidas rápidas y digestión lenta, de hombres de 
gran talla y cortedad de carácter, de enormes ganancias económicas 
y relaciones humanas superficiales.


Hoy en día hay dos ingresos en la familia que aún tienen trabajo, 
pero más divorcios; casas más lujosas para quienes pueden solventarlas, 
pero hogares rotos.


Son tiempos de viajes rápidos, pañales desechables, moral descartable, 
“encuentros de amor” de una noche, cuerpos obesos y píldoras que hacen todo, 
desde alegrar y apaciguar, hasta matar....


Son tiempos en que hay mucho en el escaparate y muy poco en 
la trastienda.


Tiempos en que la tecnología puede hacerte llegar esta carta, y en que 
tú puedas elegir compartir estas reflexiones o simplemente borrarlas obviándolas.

Acuérdate de pasar algún tiempo con tus seres queridos, porque ellos no 
estarán aquí por siempre.


Acuérdate de ser amable con quien te admira, porque esa personita 
crecerá muy pronto y seguirá su propio camino.


Acuérdate de abrazar a quien tienes cerca, porque ese es el único tesoro 
que puedes dar con el corazón, sin que te cueste ni un centavo.


Acuérdate de decir “te amo” a tu pareja y a tus seres queridos, pero sobretodo, 
dilo sinceramente.


Un beso y un abrazo pueden reparar una herida cuando se dan con toda el alma.

Acuérdate de tomarte de la mano con tu ser querido y atesora ese momento,
 porque un día esa persona ya no estará contigo.


Date tiempo para amar y para conversar, y comparte tus más preciadas ideas.

Y siempre recuerda.....


La vida, no se mide por el número de veces que tomamos aliento, sino, 
por los extraordinarios momentos que nos lo quitan.


George Carlín




Llegamos a la conclusión después de nuestro encuentro en este espacio increíble en el que hoy hemos coincidido, que nos hemos dado el tiempo y el espacio , compartir desde la conciencia, que:  si te quiero te lo digo, si te extraño te lo hago saber, y si necesitas de mi, aquí estoy y no me debes nada..... sólo ese abrazo que genera abundancia, pues al abrazar generas otro abrazo de vuelta,  que cuando alguien decide dar un abrazo .... conectan dos corazones...


Hoy tomando mi café frío, pero saboreando cada minuto de este maravillo tiempo compartido con ustedes te invito a decidir.... ¿A quién abrazarás hoy? ...

Paradójicamente ¿a quién está del otro lado de la pantalla o a quién tienes ahí sentado a tu lado....?

Que disfrutes el finde...


La vida no es como la ves.... te invito a soñar.




Patricia Garza

Coach/Terapeuta/Counselor